Canción de verano

Canción de verano
Simple necesidad de verme al fin situado en el centro
Si entierro los odios
Me doy la vuelta y aún están aquí habitándome el sueño
Pruebo a sonreír
Porque este día entre otros tantos me toca escapar
Dejando atrás los malos humos de la ciudad

Del río hacia el monte
Del monte a la cantera cantimplora de vino y de agua
Busco huellas
Huellas de gigante
El rastro de un tesoro entre los restos de alguna batalla
Como un niño voy
Asaltando un tren con tirachinas montado en un tocón
Sacando un sol entre las nubes del corazón.

Me llega la noche
Me llega con la firme tentación de escapar de mis dueños
Me quedo despierto
Le hago guardia a la luna para ver si aterrizan mis sueños
Soy un soñador
Porque mañana muy temprano me toca trabajar
Y disfrutar los malos humos de la ciudad